Reflexology

CÓMO TE PUEDO AYUDAR

En general, la gente viene a verme por algún dolor.

Si es un dolor agudo, podemos trabajar con músculos, inflamación o postura, mediante técnicas de movimiento o ejercicios sugeridos.

Pero la mayoría viene con un dolor crónico, o un diagnóstico de enfermedad crónica para el cual los médicos dijeron o que no hay remedio o que es psicológico. En esos casos no hay daño en los tejidos (por eso en las resonancias no sale nada), y una componente importante del dolor es emocional o por stress. Eso no quiere decir que esté todo en la cabeza. No es así: el origen del malestar está en el cuerpo. Si es tu caso, podemos trabajar con conciencia somática, donde yo te guío mediante mi contacto hacia la profundidad de tu cuerpo, proyectando tu atención sobre órganos o tejidos profundos, y hablando sobre las emociones o los recuerdos que aparecen en ese viaje y buscamos relaciones. La conexión con el cuerpo es lo que desmantela el dolor. La idea es más que nada ir armándolo entre los dos, ir viendo lo que encontramos e imaginarnos lo que vendría bien.

Algunas personas vienen no por dolor, sino por alguna molestia o incomodidad corporal o por alguna emoción que necesitan resolver. Por lo  general, son personas que ya vinieron antes y saben cómo trabajamos. En estos casos, el tratamiento también es mediante conciencia somática.

Muchas personas vienen de manera habitual, aunque no experimenten molestias o dolores, para prevenir desviaciones antes que se vuelvan demasiado molestas.

Y muchos vienen simplemente porque los ayuda a sentirse bien.